El primer paso para tomar el control de sus finanzas es tener un presupuesto con tus ingresos y tus gastos.

Tomará un poco de esfuerzo, pero es una excelente manera de obtener una instantánea del dinero que ingresa y sale.

Configurar un presupuesto significa que podés:

  • Terminar atrapado en tus deudas
  • Encontrarte con costos inesperados
  • Tener una buena calificación crediticia
  • Ser aceptado para una hipoteca o préstamo
  • Detectar áreas donde podés ahorrar
  • Ahorrar para tus vacaciones, tu carro nuevo o un regalo

¿Qué necesitás?

Desafortunadamente, son pocas las personas que poseen un presupuesto, y menos los que lo mantienen y controlan regularmente.

De los que lo hacen, la mayoría dice que les da tranquilidad sobre cuánto gastan y les hace sentir mejor acerca de su vida en general.

Para comenzar con tu presupuesto, deberás calcular cuánto gastás en:

  • Tu casa
  • Vivir -supermercado, vestimenta, salud y educación
  • Productos financieros -seguros, cuotas de préstamos
  • Familiares y amigos -regalos, salidas
  • Viajes -transporte, comidas
  • Ocio -vacaciones, deporte, restaurantes, cines

Tenés que obtener la mayor cantidad de información posible sobre tus ingresos y gastos (facturas, extractos bancarios…) y comenzó:

  • Idealmente, podés hacer tu presupuesto utilizando una hoja de cálculo o simplemente escribirlo todo en papel, poniendo en una columna tus ingresos y en otra tus gastos.
  • También hay algunas aplicaciones gratuitas de presupuesto disponibles.

Decidí con tu presupuesto

Si estás gastando más de lo que te ingresó, necesitás averiguar dónde podés reducir esos gastos.

Esto podría ser tan fácil como preparar tu almuerzo en casa o cancelar una membresía en un gimnasio que no usás.

También podés llevar un diario de gastos y una nota de todo lo que comprás en un mes.

Si hacés la mayor parte de tus gastos con una tarjeta de crédito, mirá el estado de cuenta bancario del mes pasado y averiguá a dónde va tu dinero.

Importante:

  • Hacé que toda la familia participe
  • Comprometé a todos los miembros de tu familia a mantener el presupuesto
  • Sienténse juntos y hagan un plan que todos puedan seguir
  • Calculá cuánto dinero tienen para gastar y está disponible, y acuerden entre ustedes lo que tendrá cada uno

Establecé una meta de ahorro

Para finalizar, el presupuesto te va a resultar más útil si podés incluir una meta de ahorro.

Sabemos que a algunas personas les cuesta motivarse para ahorrar, pero a menudo es mucho más fácil si se establece una meta.

El primer paso es separar dinero -aunque no sea mucho, y generar algunos ahorros de emergencia: dinero para recurrir si tenés un imprevisto.

El resto y con un buen presupuesto podrás cubrirlo con un préstamo que te sirva para cubrir el imprevisto o incluso, darte un gusto.

La solución es zenziya; ya sabés como podés tener tu crédito personalizado, inteligente, instantáneo

Sobre zenziya

Al día de hoy, zenziya es la empresa de servicios financieros que otorga créditos online gracias a su algoritmo y sistemas de inteligencia artificial que permiten analizar la capacidad crediticia e historia de un cliente en menos de un minuto.

zenziya reconoce que sus clientes esperan una relación y solución simple, rápida, segura, con un lenguaje cercano y auténtico.

En especial, sabe que tiene que promover cambios positivos y servicios novedosos y personalizados que respondan a necesidades básicas e inmediatas.

zenziya es la empresa experta en tus pequeños detalles